Convite

En pleno corazón del Barrio de Salamanca, en la calle Espartinas, número 5, se encuentra uno de los espacios gastronómicos más originales de Madrid. Hablamos de Convite, un nuevo concepto que mezcla el tradicional catering para eventos con los cursos de cocina y mucho más (no olvides consultar su calendario de eventos).

Una de las opciones de Convite que más nos gustó es la posibilidad de alquilar el local para eventos, fiestas, reuniones, cumpleaños o cualquier otra celebración; una alternativa muy útil que permite disfrutar de un momento especial en un lugar divertido y dinámico. Puedes conocer todos los detalles de este servicio haciendo click aquí.

Otro de los aspectos que hace que Convite sea toda una novedad en su sector es que allí se desarrollen cursos de asesoría gastronómica enfocados a renovar la carta, la decoración del local, formación de personal, etcétera. Además, si estás buscando un espacio donde poder cocinar con un grupo de amigos o hacer una actividad familiar, en Convite también podrás alquilar el local con la cocina incluida.

Nosotros probamos el catering a domicilio. En su página web tienen la carta de las comidas que hacen y envían. Está divida en cuatro tipos: bandejas dulces, bandejas saladas, platos por encargo (más contundentes) y tartas. Puedes verlo todo aquí.

Pedimos un catering variado y estándar, perfecto para una reunión de amigos o una pequeña cena. Estaba compuesto por: cucuruchos con foie, brochetas de ravioli al pesto con tomate seco y parmesano, ensaladilla de ventresca (servida en unas cucharitas de plástico muy prácticas)… También tomamos unas mini hamburguesas (pequeñas y divertidas), empanadas caseras y wrap de salmón con crema de queso y frutos secos. Para el postre, una tarta charlota de chocolate blanco y fresas.

Para la próxima, nos queda pendiente hacer alguna maravilla en su cocina; ¡ya os lo contaremos!


Haz click sobre las fotos para ampliar


Y si estás buscando un catering de cocina francesa moderna, no te olvides de ver nuestro artículo sobre La Francerie.

Anuncios

Goiko Grill

 


Si tuviésemos que describir qué es Goiko Grill para Momo’s Food, diríamos que es la hamburguesa de Madrid que nadie debe perderse… Un sitio 10 donde se nota el cariño con el que se elaboran todos los productos. Por eso, cada vez están abriendo más restaurantes, no solo en Madrid, donde tienen más de doce, sino también en Valencia, Alicante, Zaragoza, Barcelona y próximamente en otras ciudades de España. Nosotros estuvimos en el de la Glorieta de Bilbao, 3. Puedes ver cuál está más cerca de ti haciendo click AQUÍ.

Todos los Goiko Grill están hechos y decorados para que te sientas como en casa. Además, tienen una gran variedad de mesas (para dos, en barra, mesas largas para reservas de grupos, etcétera); eso sí, si estás pensando en ir, no te olvides de reservar; se llena a cualquier hora. La decoración es sencilla, pero moderna, y te permitirá disfrutar de tu hamburguesa al máximo.

Goiko Grill (9)

Uno de los puntos fuertes del concepto Goiko es el equipo de camareros: jóvenes, dinámicos y siempre dispuestos a dedicarle una sonrisa al cliente. Se nota que todos conocen la carta y pueden recomendar según sus gustos personales, según lo que más pide la gente cuando va, etcétera.

Pero vamos a lo importante… la comida. La carta de Goiko Grill, que puedes ver haciendo click AQUÍ, se basa en las hamburguesas, aunque también tiene otras opciones más healthy y un buen número de entrantes para todos los gustos (nachos, aros de cebolla, alitas de pollo… y, por supuesto, sus tequeños, que fue lo que tomamos). Los postres también son una auténtica maravilla, sobre todo el Frozen Choiko, una especie de mousse de Oreo que todo amante del chocolate que se precie tiene que probar… Los más clásicos también pueden disfrutar de una rica cookie.

Y ya no podemos aguantárnoslo más… ¡en esa carta está nuestra hamburguesa favorita de todo Madrid! Así es, y es que en Momo’s Food somos incapaces de resistirnos al sabor de su burger más clásica, la Kevin Bacon. No sabemos si es por la textura de su carne, que se deshace en la boca, por la calidad de todos los ingredientes que usan o por lo ricas que están sus patatas rústicas, pero nos encanta ♥

Constantemente sacan nuevas hamburguesas y, en esta ocasión, pudimos probar la Thriller, la versión más fiel de la burger americana con 270 g de queso americano, bacon y pepinillos. ¿Conseguirá superar a la Kevin Bacon y hacerse la más popular?


En resumen:

AMBIENTE: 8

SERVICIO: 9

CALIDAD DE LA COMIDA: 10

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 10


(Haz click sobre cada foto para ampliar)


Y si ya conocías Goiko Grill y estás buscando nuevas hamburguesas, no puedes perderte nuestras experiencias en La H es Muda y en Open Burger

El Japo

En el Centro Comercial La Ermita, en la Calle Sepúlveda, 3 (cerca de Madrid Río y de Príncipe Pío) encontramos un innovador local de comida japonesa al más puro estilo street food.

El Japo propone un concepto gastronómico en el que se mezclan la calidad de los ingredientes, la cuidada elaboración, la pasión por la cocina japonesa (en especial, el sushi) y la sostenibilidad medioambiental. Además, los platos, los palillos, los vasos y los cubiertos son desechables.

ElJapo (7)

Tomamos, como entrante, la ensalada Neptuno (alga wake, atún, salmón, anguila, aguacate y cangrejo) y unas gyozas de pollo y verdura con salsa de anguila. Después, en Momo’s Food Madrid tuvimos el privilegio de probar un nuevo plato en el que estaba trabajando el chef y que saldrá pronto: el Sushi-pizza. Sí, has leído bien; se trata de una base de crujiente masa de hojaldre sobre la que se añade el arroz y los demás ingredientes propios del sushi como salmón, aguacate, atún y cangrejo.

Entre toda la variedad de sushi que ofrece el restaurante, nos decantamos por los siguientes platos: kó-tiyá (queso crema, salmón, anguila, camarones con salsa picante), di-kama (queso en crema, atún y salmón) y mari-kitó (sin arroz; salmón, atún, cangrejo y anguila) y ku-ko ¡tempurizado!, que es la estrella de la casa, ya que está compuesto de queso en crema, salmón, aguacate, cangrejo, todo ello tempurizado en plátano).

Acabamos la cena con dos cócteles de lo más innovadores y sabrosos: el diamante Tiffany y El Papo, dos alternativas muy refrescantes que hicieron que nuestra experiencia en El Japo fuese maravillosa.


En resumen:

AMBIENTE: 6

SERVICIO: 8

CALIDAD DE LA COMIDA: 7

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 8


(Haz clic en cada foto para ampliar)

 

Giolatto

Si algo es tendencia este verano en Madrid son los helados, ¿o no? De todas las formas, colores y sabores posibles, los helados se han convertido los reyes de la ciudad; una ayuda divertida y muuuy rica para soportar el calor de estos meses.

Hace unos meses abría en la calle Bravo Murillo, número 3 (casi en plena Glorieta de Quevedo), Giolatto, una heladería artesanal experta en helados de autor. El truco es sencillo: apuestan por materia prima de calidad y por una elaboración artesanal que ellos mismos realizan cada día en la heladería, de ahí que cada día haya sabores nuevos a pesar de sus clásicos más populares. Puedes ver la lista de sabores haciendo click AQUÍ.

Giolatto (3)

Además de la variedad de sabores, destaca la de conos y tarrinas de barquillo personalizadas que ofrecen. ¡Varias formas para hacer tu momento heladero todavía más dulce! Pero lo mejor es que no solo tienen helados… También hacen unas tartas buenísimas y algunos otros productos con una presentación diez.

Otra cosa que nos encantó fue la gran atención que le prestan a las alergias e intolerancias. En la página web están disponibles todos los sabores con las tablas de alérgenos (leche, gluten, trazas de frutos secos…) para que nadie se quede sin su helado favorito. Si no, los empleados estarán encantados de ayudar porque son un encanto.

¡Ah! Y no olvidéis consultar su página web porque, entre otras muchas promociones, si os registráis os envían una invitación a un helado. ¡Cuando los probéis, no habrá vuelta atrás! Consigue tu helado gratis AQUÍ.


(Haz clic en cada foto para ampliar)

Rosi la Loca

Sorpredente, tradicional y vanguardista es la combinación que define a Rosi la Loca, un restaurante de lo más original situado en la Calle de Cádiz, 4. A pocos metros de Sol, este local es una buena opción para comer tras un paseo por el Barrio de las Letras o por el centro.

El local se compone de dos plantas vistosas, decoradas de una forma peculiar y original: cuadros en blanco y negros, réplicas de cubertería en tamaño XL, espejos, lámparas de lo más vistosas y un largo etcétera. Si bien es cierto que la estructura de los local hace que las meses estén muy juntas unas de otras, la comodidad del restaurante hace que te sientas a gusto y relajado.

Fachada

A pesar de que el restaurante estaba completamente abarrotado, pudimos acomodarnos en una mesa en la planta de abajo. En cuanto al trato, podemos decir que la atención que recibimos por parte de todos los camareros fue prácticamente personalizada.

La carta se compone de una serie de tapas y super tapas, las cuales no superan los 10 euros. Entre ellas, podemos diferenciar algunas que sirven como entrante y que se dividen en mar y montaña. El punto fuerte del local se lo lleva la mezcla de la comida tradicional española, mezclada con ingredientes de calidad y una inspiración internacional que hace que se disfrute de la comida con plena efectividad.

Como aperitivo pedimos un bao-cao de chipirones y una ración de calamares rebozados con salsa chipotle y después, la burrata rellena de pesto: simplemente, magnífica; la textura del queso fresco y sabroso en combinación con un pesto suave hace que éste sea un plato de lo más exitoso. Además, el plato se presenta con una jeringuilla con el pesto, que hace que su preparación (que haces tú mismo) sea de lo más divertida. Acompañamos a este plato con unas patatas con salsa ali-oli y chipotle un poco picantes.

Luego probamos el solomillo sobre una cama de patata dulce y puré de manzana, y el pulpo braseado con puré de patata. Lo mejor de estos platos era que el precio no era nada elevado, pero tanto la calidad de la carne como la cocción del pulpo eran excelentes.

Y para el postre, si sois amantes de las tarta de queso, no podéis perderos la de Rosi la Loca, con galleta María y mermelada de frambuesa… ¡Deliciosa!

Con todo ello, Rosi la Loca es una buena opción para disfrutar de platos españoles tradicionales pero elaborados con ese toque original e internacional.


En resumen:

AMBIENTE: 7

SERVICIO: 8

CALIDAD DE LA COMIDA: 8

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 9


(Haz clic en cada foto para ampliar)

Slow Mex

En pleno corazón de Malasaña, en la calle San Vicente Ferrer, 33, se encuentra uno de los mexicanos de moda en Madrid. Y es que, a pesar de contar con poco más de 8 meses de vida, Slow Mex se proyecta como una de las grandes apuestas de esta cocina.

Con un gran ventanal que da al exterior y que hace permite que el ambiente joven y moderno de Malasaña contagie el local, el restaurante tiene una decoración sencilla y diáfana, aunque también cuenta con rincones más acogedores con sillones y sofás para poder descansar y disfrutar de un afterwork.

Slow Mex (5)

Algo característico de Slow Mex es su gran variedad de cervezas artesanas de todo el mundo, ¡y nosotros no desaprovechamos la oportunidad! Nuestra selección se compuso de cuatro cervezas artesanales: Bambar, que está hecha por ellos mismos en Toledo (¡recomendadísima!); Centennial IPA, hecha para los verdaderos cerveceros; All Day IPA, de lo más apetecible; y Porter, hecha a base de café y avena.

En cuanto a la carta, de lo más variada y apetecible, ofrece varias secciones, entre las que se encuentran entrantes, tortas, burritos, tacos, platos vegetarianos y postres.

De primero probamos los nachos con guacamole, pico de gallo, frijoles y queso: crujientes y sabrosos, acompañados de un guacamole cremoso, potente y riquísimo; y además la cantidad es abundante. También tomamos una Tosta de Gambas con queso excelente. Como no podía ser de otra manera, probamos un burrito mexicano de pollo bañado en queso suizo; el tamaño del burrito era considerable y el sabor transportaba a México.

Para acabar, entre la variedad de postres que Slow Mex ofrece, nos decantamos por tres bolas de helado frito. La mezcla del helado junto con el rebozado frito hace que el postre se convierta en toda una experiencia de sabores perfectos para el final de una comida.

Así, Slow Mex no solo hace una perfecta combinación de culturas, sino que cuida sus platos con dedicación, ofreciendo productos de calidad que se pueden apreciar en cada bocado de sus platos.


AMBIENTE: 8

SERVICIO: 8

CALIDAD DE LA COMIDA: 9

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 9


(Haz clic en la foto para ampliar)