Cuando tener un blog sobre gastronomía deja de ser divertido

Aunque parezca que contamos esto para hacer daño a su marca, nuestra intención no es esa, sino que nos vemos en la necesidad de compartir con vosotros lo bueno pero también lo malo, porque no todo es tan divertido como parece y hay veces que los blogueros nos tenemos que enfrentar a estas situaciones tan desagradables:

Hablamos del restaurante Tepizzare, situado en la calle Orense, número 10. Contactamos con ellos por Instagram, ya que sus fotos eran muy llamativas y vimos que podría interesarles darles un impulso a sus redes sociales (es un criterio que solemos seguir). El primer problema surgió cuando recibimos un mensaje dándonos una serie de indicaciones, las cuales sonaron más a exigencias, sobre cómo teníamos que enfocar el post y sobre lo que teníamos que poner sin haber probado siquiera la comida: debíamos decir que las pizzas y la experiencia eran excelentes. Les explicamos que teníamos otra manera de trabajar y que buscábamos la sinceridad más absoluta. Pareció no gustarles demasiado la iniciativa, pero aceptaron.

Nos atendió un camarero muy amable que nos aconsejó y estuvo pendiente de nosotros. Pedimos unos tequeños que no eran una maravilla, pero eran aceptables. Luego, dos pizzas: la primera era de carpaccio (que estaba totalmente cocinado) con una salsa pesto que bañaba la pizza. Lo peor era la masa, totalmente insípida y cruda, junto con el queso, que tampoco tenía sabor. La segunda pizza la hicimos a nuestro gusto con jamón y bacon, que es la que solemos pedir. El jamón estaba crudo y el bacon, demasiado frito y sabía mucho a grasa, como a aceite requemado. Ninguno de los dos pudimos pasar de la media pizza, y con esfuerzo: no tenía buen sabor.

WhatsApp Image 2017-05-31 at 18.25.11

Fue justo en ese momento cuando una de las dos personas del equipo de Momo’s Food, Marta, se empezó a sentir indispuesta, hasta el punto de tener que abandonar rápidamente el sitio. Sin duda, el motivo de esto fueron los ingredientes de la pizza de jamón y bacon y su sobredosis de aceite recalentado.

Al día siguiente les escribimos un mensaje para explicarles la situación y después subimos el post de Instagram, valorando el servicio como muy bueno y la comida como regular. Al cabo de un rato, recibimos su contestación. No solo no se habían molestado en leer lo que les habíamos mandado, sino que nos recriminaron que hubiésemos evaluado su comida como “regular”, pues no era la imagen que querían dar. Así que nos dijeron que lo cambiásemos y pusiésemos que todo estaba bueno, o bien que hablásemos de lo bonita que era la decoración y de la buena atención del camarero, sin mencionar nada de la comida. No aceptamos, evidentemente, ninguna de estas alternativas.

Continuaron presionándonos con mensajes desagradables durante horas, así que les pedimos unos días para pensar cómo podíamos afrontar esa colaboración, pues, aunque ya hemos colaborado con más de 20 restaurantes en Madrid, nunca nos había ocurrido nada parecido. Volvieron a contactar con nosotros reclamando el post positivo para justificar la invitación a la “cena” que nos dieron. Esta vez empezaron ya con faltas de respeto y muy malos modales, acusándonos de no ser profesionales.

Lo más triste es que en ningún momento le dieron importancia a los defectos de sus platos ni tampoco a la noche tan mala que pasó Marta por haber tomado un producto en mal estado. La publicidad es necesaria, pero la base de un restaurante no está en su número de followers o en los likes de sus fotos, está en sus platos y en la calidad de los productos con los que se elaboran. Es una pena tener que escribir una entrada así en el blog pero no podemos permitir que nadie pretenda que dejemos de ser sinceros con vosotros y mucho menos podemos permitir que se nos trate así cuando lo único que hacemos es ponerle cariño a este proyecto.

Anuncios

Tolecarnes

Las nuevas tecnologías pisan cada vez más fuerte en la sociedad. Desde hace algún tiempo muchas empresas hacen envíos a domicilio a través de aplicaciones como Just Eat, Deliveroo o Uber Eats, pero Tolecarnes ha llegado aún más lejos. Hace pocas semanas ha inaugurado su tienda online de productos de carnicería. Esto nos permite hacer la compra a una carnicería de confianza sin tener que desplazarnos.

WhatsApp Image 2017-05-29 at 18.48.53

La calidad del producto está garantizada porque procede de sus propias terneras, alimentadas solo con piensos naturales. Además, la carne no está procesada, por lo que no lleva ningún aditivo ni tampoco gluten… ¡y es que por ser celíaco no hay por qué renunciar a la buena carne!

La variedad es amplia: desde churrasco, chuletón de lomo alto y bajo hasta solomillo, redondo o unas riquísimas hamburguesas que hacen de dos variedades: las tradicionales y otras con verduras deshidratadas. Algo muy positivo de cara al verano es que tienen lotes especialmente preparados para barbacoa, como el que incluye 1 kg de churrasco, 1kg de vacío de ternera y 7 hamburguesas. ¡Ideal para una reunión de amigos o con la familia! Mira el resto de la tienda online aquí.

El envío es rápido, generalmente lo entregan al día siguiente de hacer el pedido, y gratuito para Madrid y Toledo con un pedido mínimo de 30€. Así de fácil es recibir productos de confianza sin salir de casa. Los repartidores son muy profesionales en cuanto a la puntualidad y realmente simpáticos.

En resumen, carne de primera calidad, a buen precio, sin salir de casa y con un reparto de menos de 24 horas. ¡Excelente!

Haz click sobre cada foto para ampliar

Meraki

Este fin de semana hemos querido alejarnos un poco de todo el barullo y el agobio que supone el centro de Madrid y en plena Avenida de Carabanchel Alto nº 138 (PAU de Carabanchel), encontramos un sitio natural y moderno; y es que Meraki es una mezcla gastronómica fresca y alternativa, que combina alternativas culinarias de lo más suculentas, cuidando al más mínimo detalle la presentación y la concienciación por seguir una dieta saludable.

El local tiene un ambiente de lo más natural ya que todo ha sido hecho por las propietarias del restaurante. Es por ello que el sitio te hace estar en un ambiente cálido y confortable, no sólo por la decoración, sino por la novedad y modernismo que desprende cada detalle. El tiempo de espera fue inexistente y, como no podía ser de otra manera, la atención de la camarera fue excelente: nos explicó qué platos eran los más novedosos, cuáles los más solicitados por los comensales, etcétera.

image1.JPG

De entrante tomamos hummus con pan de espinacas y un tartar veggie de mango, tomate y aguacate. Como plato principal pedimos la hamburguesa especial Meraki y probamos los maki tako de pollo macerado al horno. ¡No pudimos haber elegido mejor! De postre nos atrevimos con un coulant de chocolate con helado, y una magnífica NY cheesecake y ¡madre mía qué cheesecake!


En resumen…

AMBIENTE: 8

SERVICIO: 10

CALIDAD COMIDA: 8

CALIDAD-PRECIO: 8 

Haz click sobre cada foto para ampliar

Pasta Mito

 

Restaurante-tienda con auténticos productos italianos

Seguro que ya conocíais el restaurante Pasta Mito, en el Mercado de Chamartín (c/ Bolivia 9). Ahora han abierto un restaurante en Chamberí, entre las estaciones de Quevedo y Bilbao (Alburquerque 5).

Aunque es un restaurante, no han querido renunciar a la venta de auténticos productos italianos como tienen en el Mercado de Chamartín. Es una buenísima oportunidad para intentar en casa las recetas que has probado en la comida. El local es moderno y cálido: el gran letrero rojo de Pasta Mito ilumina las mesas y recuerda a los clientes cuál es la estrella… la pasta.

WhatsApp Image 2017-05-19 at 13.54.53

En cuanto al servicio, tienen una buena coordinación entre camareros y el chef, que es italiano, claro. El camarero que nos atendió fue muy amable, nos recomendó platos y adaptó los que había a nuestras preferencias. Además, antes de empezar a pedir, nos preguntó por las intolerancias, una preocupación por parte del restaurante que siempre se agradece.

A pesar de que la pasta, en especial la fresca y rellena, es la especialidad de Pasta Mito, la carta es amplia y cuenta con platos muy característicos de la cocina italiana como el vitello tonnato o la melanzane a la parmiggiana. También ofrecen una lasaña a la boloñesa con una salsa… mmmm, ¡buenísima!

Lo que más nos gustó fue la pasta fresca rellana que hacen ellos mismos. Tienen una amplia variedad de rellenos para todos los gustos: trufa, manzana, calabaza, gambas y calabacín… ¡Lo difícil no es encontrar uno que guste, es no pedirlos todos!

En resumen:

AMBIENTE: 7

SERVICIO: 7

CALIDAD DE LA COMIDA: 7

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 8


Haz click sobre cada foto para ampliar

La Francerie

Reinventando la cocina francesa desde Quevedo

Hace poco abrió La Francerie en la Glorieta de Quevedo número 6. Un nuevo enfoque de la cocina francesa mucho más accesible para los jóvenes que, junto con la decoración del local (moderna y colorida) y su terraza, hará que sea uno de los sitios de moda de esta primavera-verano.

Uno de los mayores encantos del sitio es la combinación de colores y la disposición del local. Así han conseguido un ambiente moderno, ideal para disfrutar de una comida 10, pero también acogedor como para volver una y otra vez. Las camareras, cercanas y muy amables también ayudaron a hacernos sentir como en casa: nos recomendaron platos, nos dijeron qué pedía más la gente e, incluso, nos hablaron de sus preferencias personales. Qué bueno es ir a un sitio donde los empleados que trabajan allí conocen lo que venden…

 

IMG_2243.JPG

La oferta gastronómica en La Francerie es muy variada: va desde el dulce (croissants, macarons, tartas y bizcochos) hasta lo salado (wraps, crêpes, bocadillos, sándwich Club…); un sin fin de opciones ideales para el desayuno, el almuerzo, la merienda o para la cena. Los fines de semana tienen varias opciones de brunch para quienes quieran empezar el día con fuerza. Para el resto de la semana hay menús de desayuno, merienda, etcétera. Puedes ver la carta AQUÍ.

Atención los más más golosos… disponen de pastelería casera hecha cada día que está buenísima. Y si estás en plena operación bikini, no hay problema: no puedes perderte las opciones healthy; cuida tu cuerpo sin renunciar al mejor sabor. ¡Vayas cuando vayas y busques lo que busques, tendrán justo lo que te apetece!

Nosotros probamos varias cosas. En primer lugar una crêpe salada de bacon y queso (queso suave y queso de cabra); ¡una pasada para los amantes de la comida tasty! El wrap de salmón tampoco se quedaba lejos: muy ligero y perfecto para una cena light. Pero la joya de la corona de La Francerie es, para Momo’s Food, el sándwich Le Club, y es que, aunque es un plato muy popular y que tienen en varias cadenas de restaurantes, el de aquí era algo especial… ¡Un 10! Para terminar, una crêpe de Nocilla calentita y recién hecha. ¿Existe algún final mejor?

Y como sabemos que estáis deseando conocer La Francerie, os dejamos un cupón con 5€ de descuento en el primer pedido para pedir a través de Deliveroo: FRANCERIE.

 

En resumen:

AMBIENTE: 8

SERVICIO: 7

CALIDAD DE LA COMIDA: 8

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 9


Haz click sobre cada foto para ampliar