De patata madre

La nueva forma de comer patatas en Madrid

Situado en uno de los barrios más conocidos y bonitos de Madrid, Chamberí (c/ del Cardenal Cisneros 1), De patata madre seduce por su aspecto joven y fresco a quien pasa por delante.

El restaurante tiene un tamaño medio, pero perfectamente aprovechado; mesas suficientes y con el espacio adecuado para poder disfrutar de una buena comida. La decoración, colorida y divertida, ayuda a crear una atmósfera de modernidad y calidez.

IMG_1221.JPG

Su filosofía: reinventar la forma de comer patatas. Ya quedaron atrás las patatas cocidas que todos hemos comido a lo largo de nuestras vidas; ahora De patata madre propone una fusión de la tradicional patata de feria típica de Málaga y varios tipos de cocina: gallega, mexicana, inglesa y venezolana.

Las patatas, servidas por la mitad, son suficientemente grandes como para que una persona coma con una y un entrante. Y lo mejor de todo es que están buenísimas. Además, disponen de varios entrantes y otros platos principales como sándwiches o ensaladas para los más clásicos. Y no olvidéis dejar sitio para el postre… ¡Tienen unos riquísimos! 

Pero, sin duda, lo que de verdad hace que De patata madre sea un lugar especial es el equipo humano que dirige el restaurante. Desde que entramos por la puerta, nos sentimos cuidados y atendidos. Las recomendaciones del personal dieron justo en el clavo.


En resumen:

AMBIENTE: 8

SERVICIO: 10

CALIDAD DE LA COMIDA: 8

CALIDAD-PRECIO: 8 (15€/persona aprox.)


Haz click sobre la foto para ampliar

Anuncios

​ Trattoria Sant Arcangelo

 

Un agradable italiano junto al Museo Del Prado

La Trattoria Sant Arcangelo se encuentra en un lugar privilegiado de Madrid: c/ Moreto 15, entre el Museo Del Prado,la Real Academia Española y el Retiro. Y, aunque parezca mentira, no es una trampa para turistas.
El restaurante tiene buenas dimensiones, aunque divididas en secciones, algunas con poca visibilidad para los camareros, como donde comimos nosotros, lo que dificulta ciertamente la comunicación con ellos.
Y hablando del equipo de personal… probablemente es uno de los puntos más fuertes de la Trattoria Sant Arcangelo. En todo momento se mostraron atentos, nos ayudaron con la elección de los platos -no se imaginan cuánto se agradece que el personal conozca y haya probado lo que sirve a sus clientes- y fueron eficientes.
La calidad de la comida es buena y abundante; se nota el interés de la dirección porque los productos sean de primera. La carta es amplia y dispone de todos los platos típicos de un restaurante italiano. Quizás echamos en falta algo más de variedad en los postres.
Los amantes de la pizza hecha como en Italia la disfrutarán mucho: una masa fina -aunque crujiente-, buenas proporciones de tomate y queso y un horneado bastante correcto.

En resumen:
 
AMBIENTE: 7,5
 
SERVICIO: 8
 
CALIDAD DE LA COMIDA: 8
 
RELACIÓN CALIDAD-PRECIO: 8 si se usa el descuento de ElTenedor (30%-40%), sin él sale algo caro.

Haz  click sobre la foto para ampliar

Piccolo Diavolo

Con ese nombre, deberíamos haber imaginado que comeríamos en el infierno…

El restaurante Piccolo Diavolo se encuentra en pleno Barrio de las Letras y muy cerca de la calle Atocha (c/Fúcar 11). Habíamos oído que tenía buena fama y decidimos hacer nuestra comida extra de la semana allí… ERROR.

El local es pequeño y algo incómodo. Frente a otros restaurantes del mismo sitio que hacen maravillas en unos pocos metros cuadrados, Piccolo Diavolo pondría mesas en el techo si fuese posible. Habíamos reservado con varios días de antelación; al llegar nos asignaron una mesa en mitad del pasillo. Nosotros molestábamos a los camareros que pasaban y ellos también nos molestaban a nosotros al pasar.

No nos pareció que el servicio destacase por su profesionalidad. Tardaron aproximadamente unos veinte minutos en tomarnos nota de las bebidas y otros quince en traerlas; todo ello bajo dos trozos de berenjas en vinagre de cortesía-oh là là-. Las jóvenes camareras corrían de un sitio a otro del restaurante sin orden ninguno. Vale que, si el restaurante está lleno, cuesta ser realmente eficaz, ¿pero es tan difícil ser simpático con los clientes? Parece que allí sí.

La carta es bastante completa, eso no se lo quitamos; sin embargo, los platos cada día tienen la apariencia que le apetece al cocinero. Por lo menos a esa idea llegamos tras comparar nuestra pizza de peperoni con la que el propio restaurante Piccolo Diavolo había añadido a su perfil de Tripadvisor unos días antes. Atentos:

p1
La pizza peperoni que promenten
IMG_0583.JPG
La que nos sirvieron

Dejando a un lado la publicidad engañosa de Piccolo Diavolo, la calidad de la comida no es excelente. Las pizzas tienen demasiado queso y una salsa de tomate con trozos MUY grandes que pueden hacérselo pasar mal a una persona un poco escrupulosa. Encontramos la masa algo sosa y quemada.

No podemos contaros nada de los postres porque, tras tarar casi dos horas para servirnos un entrante, dos pizzas y dos Coca-Colas, no teníamos tiempo -ni ganas, visto lo visto- para más.


En resumen:

AMBIENTE: 4

SERVICIO: 4

CALIDAD DE LA COMIDA: 5

CALIDAD-PRECIO: 4 (20€/persona aprox.)


Haz click sobre la foto para ampliar

¿Qué es Momo’s Food Madrid?

La verdad es que Momo’s Foood Madrid nació de casualidad. Algunos de nuestros amigos nos dijeron que deberíamos escribir sobre los sitios que visitábamos y recomendárselos a más gente. Dicho y hecho…

Momo’s Food Madrid habla sobre las cosas que a todos nos apetece comer (pizzas, hamburguesas, sushi, postres…) y que de verdad nos harían saltarnos una dieta. En Madrid hay muchísimos sitios -y blogs sobre ellos más aún-, por eso aquí dejamos el postureo al lado y hablamos de lo que nos gusta a todos.

Este proyecto está hecho con el corazón. Somos una pareja, salimos a comer siempre que podemos y nos gusta compartir nuestras impresiones con todo aquel que quiera escucharlas, tanto para lo bueno como para lo malo. No somos profesionales de la gastronomía ni queremos serlo, somos como tú y nos gusta lo mismo que a ti.

Si eres de Madrid, estás de viaje o, simplemente, quieres saber más acerca de ese restaurante al que siempre te apetece ir, Momo’s Food Madrid es tu sitio.

Léenos con ganas pero, sobre todo, con cariño.